Oceánide

Como revista de SELICUP (Sociedad Española de Estudios Literarios de Cultura Popular), Oceánide ha contribuido al reconocimiento y apreciación de lo que el canon denomina “cultura popular”, tradicionalmente denostada en el ámbito académico español. De esta manera, tanto la revista como SELICUP han ayudado a acercar los estudios culturales al centro del mundo académico en España—tarea compartida con instituciones hermanas como IBACS (Iberian Association for Cultural Studies).

Pasados estos años, y en congruencia con las líneas que han venido marcando claramente muchos de los artículos publicados en la revista, así como numerosas comunicaciones presentadas en los congresos de SELICUP celebrados hasta la fecha, el equipo de Oceánide ha decidido darle un giro editorial a la revista, de manera que refleje el nuevo espíritu de la asociación. Este nuevo enfoque se fundamenta en tres pilares fundamentales:

1.- La revista continúa valorando pero pretende ir más allá de los enfoques literarios y del énfasis en la cultura popular. Es bien cierto que las metodologías y los enfoques literarios son aún muy visibles dentro de los estudios culturales, si bien este campo de estudio es, por definición, interdisciplinar. Esto bien puede deberse a que un gran porcentaje de los materiales culturales pueden ser analizados desde un punto de vista narrativo, y también a que una gran parte de los académicos que han realizado aportaciones a los estudios culturales proceden de un entorno humanístico (y, particularmente en España, filológico). Sin embargo, es necesario dar mayor visibilidad a otros enfoques y metodologías, fomentando el diálogo entre disciplinas. Del mismo modo, los estudios culturales se han asociado desde su irrupción en la escena académica con la cultura popular. En este sentido, es cierto que una de las consecuencias del establecimiento de los estudios culturales fue la revaluación de la cultura “popular”, puesto que el interés de los estudios culturales no se centra en el valor artístico o estético de los materiales que analiza sino en el contenido ideológico que transmiten o reproducen. Una focalización excesiva en la cultura “popular”—de lo que se ha acusado a los estudios culturales—es muy probablemente una reacción natural a décadas (si no siglos) de desprecio hacia lo no “canónico”. Sin embargo, hacer estudios culturales no significa necesariamente centrarse en la “cultura popular”: el canon también puede estudiarse desde perspectivas alternativas, analizando no tanto su valor artístico sino su papel como transmisor de discursos hegemónicos o contrahegemónicos.

2.- Los estudios culturales en España son aún de muy reciente implantación, y queda mucho camino por recorrer (no existen departamentos ni áreas departamentales de estudios culturales en España). Es innegable, sin embargo, que los estudios culturales se han “infiltrado” en el sistema académico español a través de los departamentos de filología inglesa. Como consecuencia, la mayor parte de las contribuciones que se hacen desde España al campo de los estudios culturales se centra en materiales y realidades culturales procedentes del entorno angloparlante. No deja de ser irónico que los grandes estudios sobre la cultura o materiales culturales españoles vengan a menudo firmados por estudiosos procedentes de otros países. Sin menospreciar aquellos estudios centrados en el mundo anglófono, es el momento, pues, de que Oceánide incentive además trabajos que pongan el punto de mira en otros entornos culturales, incluyendo estudios comparativos.

3.- Más allá de nombres y etiquetas, SELICUP y su revista Oceánide comparten una visión que se caracteriza por la necesidad de romper con la “departamentalización” del conocimiento, fomentando enfoques interdisciplinares, pues esto solo puede redundar en un análisis más rico y en un acercamiento del mundo académico a la sociedad, recuperando así el espíritu original del humanismo renacentista.

Así pues, con el convencimiento de la necesidad de hacer de esto una realidad, el Comité Editorial de Oceánide se muestra especialmente abierto a la recepción de contribuciones que, sin enfatizar necesariamente su adhesión a etiquetas académicas concretas, contribuyan de manera efectiva a visibilizar el contínuum interdisciplinar de conocimiento que algunos denominarían “post-humanístico”, lo cual supone un acercamiento de las Humanidades a otras disciplinas con una orientación más social, como la antropología, la sociología, las diferentes ramas de los estudios de comunicación y la semiótica.

Historia de la publicación

La revista Oceánide nace en el año 2009 con el objetivo de dinamizar los Estudios Culturales y Cultura Popular en España. Desde entonces, un gran nutrido grupo de especialistas nacionales e internacionales se ha unido a este proyecto que dirige la Sociedad Española de Estudios Literarios de Cultura Popular SELICUP. Tras la consolidación de los Estudios Culturales en España con los congresos celebrados en Sevilla, A Coruña, Cáceres, Palma de Mallorca y Toledo, y las publicaciones que la Sociedad ha editado en los últimos 14 años, Oceánide se ha convertido en una de las publicaciones más representativas de la Sociedad SELICUP, preparando ya la edición de su sexto número.

Oceánide constituye en la actualidad un foro de debate para los académicos especialistas en el ámbito de las relaciones literarias y culturales entre los distintos pueblos y comunidades que conforman el histórico continente europeo.

La revista, de periodicidad anual, proporciona acceso a los contenidos íntegros de la revista así como toda información detallada para el envío de originales y consulta del histórico, al igual que permite a los académicos interactuar entre sí en el ámbito de los estudios de cultura popular, en especial en su interacción en el marco geográfico europeo.

La esencia electrónica, por tanto, de esta publicación se basa en este principio de interacción crítica entre estudiosos en la materia permitiendo el debate académico y el transvase de resultados en el ámbito de la investigación casi instantáneo. Con ello, esperamos que este sitio web permita promover los estudios de cultura popular en un siglo en el que las tecnologías no deben obviar el pasado de las comunidades que lo conforman.

Convocatorias y plazos

La revista, de carácter anual, recibe propuestas durante todo el año, estableciendo dos plazos para el envío de originales: 30 de junio y 30 de diciembre respectivamente. Los artículos aceptados en un año natural no son obligatoriamente publicados en el número vigente, dado que existe un porcentaje de retraso entre los artículos aceptados y los publicados. Este retraso suele afectar especialmente a los artículos recibidos entre el 30 de junio y el 30 de diciembre.

23 de marzo de 2019

El equipo editorial