Volver a artículos
Ver referencias

Los cuatro elementos y Seaumus Heaney: de la cosmogonía helénica a la cosmopoética de The Spirit Level (1996) Juan Ráez Padilla.

María José Montes González
(Universidad de Santiago de Compostela)

No es hasta 1995, cuando tras ganar el Premio Nobel de Literatura, que Seamus Heaney comienza a cobrar relevancia en España. Anteriormente su trabajo había sido estudiado por unos pocos entendidos como el fallecido Dr. Brian Hughes de la Universidad de Alicante. Hughes realizó un meritorio trabajo relacionado con la obre poética de Heaney.

La complejidad en la poesía de Heaney tiene varias razones., entre ellas está la utilización de la tradición Gaélica para destacar la estrecha relación existente entre el ser humano y la tierra. El poeta trata de mostrar esta íntima y natural relación que forma parte del quehacer diario del ser humano no convirtiéndose en parte ajena de su vida. Juan Ráez Padilla centra su trabajo en la relación existente entre la obra de Heany y la literatura Irlandesa y Clásica con el fin de aclarar las complejidades existentes en la poesía de Heaney como resultado de la utilización de la intertextualidad. Un acercamiento a los cuatro elementos no se considera ya como un mero acercamiento filosófico. El logro de Ráez radica en la explicación de la presencia de los cuatro elementos en la vida diaria. Podemos observar la exhaustiva investigación que Ráez realiza gracias a su explicación teórica relativa a los cuatro elementos y su evolución. Primeramente, describe los elementos para así continuar con la puesta práctica de esta teoría en la obra de Heaney y su enraizada influencia respecto a la filosofía clásica. Es considerable ahondar en el estudio de Ráez para una mayor comprensión de este tema. Para él, existen varias partes en la poesía del autor irlandés en las que hace uso de la filosofía clásica. Se puede observar un primer acercamiento cuando en la juventud del poeta. Este hecho implica que la tierra supone la mayor fuente de inspiración para el Heany; en sus poemas se puede encontrar un factor terreno, clave para el entendimiento del verdadero significado de sus versos y la presencia de un bagaje agrícola en toda su obra.

En el primer capítulo, Ráez destaca la teoría de los cuatro elementos explicando diferentes ideas presocráticas de algunos filósofos. Este capítulo representa un contexto histórico esencial para la presencia de estos conceptos en la poesía de Heaney. El primer pensador que se menciona es Tales de Miletus, quien es reconocido por considerar el agua como el primer elemento. Otro importante filósofo es Empedocles de Acragas ya que este basaba su creencia en los cuatro elementos como base del cosmos. Empedocles explica la igualdad de los elementos, sin haber superposición entre ellos. Expresa una distinción también entre amor - amistad y odio o discordia. La combinación de estas dos fuerzas y los cuatro elementos en si son la base para la existencia de los distintos tipos de seres. Platón, de hecho, analiza los elementos y cómo el ser humano los precisa para poder comprender el mundo establecido. En contraposición a Empledocles, Platón resalta que los elementos cambian por mutación y no por mezcla y separación; tal y como argumentaba Acragas. Tras haber analizado de qué está formado el cielo, Aristóteles, discípulo de Platón, descubre un quinto elemento: la materia celeste que es superior a los otros cuatro. El quinto elemento genera el movimiento circular de la tierra. En el mundo Helénico, el fuego es más poderoso debido a que proporciona luz y gravedad, dos características que son superiores a cualquiera que puedan poseer los restantes elementos. Otro aspecto importante es el descubrimiento de la alquimia y como esta diferencia los cuatro colores (negro, rojo, blanco y amarillo) íntimamente relacionados con los cuatro elementos. La teoría de los cuatro elementos desarrollada durante la Edad Media es conocida como la Teoría de los Humores, es decir, frío – cálido, seco – húmedo, la base del carácter humano. Tal y como Ráez expone: “sangre- cuya constitución hidro-térmica es similar a la del aire (caliente + húmeda) – y flema –de composición idéntica a la del agua (fría + húmeda) constituyen, respectivamente, el primer y último lugar en tal jerarquía.”1

En el segundo capítulo, se exponen las dos etapas que los críticos han establecido en la carrerea de Heany. En su primera etapa, hay un profundo vínculo entre el poeta y los irlandeses junto con su cultura e historia. Esta etapa es considerada por Ráez como la Earth Phase. La segunda, tal y como Ráez presenta, sería conocida como Airy Phase, en la que el poeta no sólo se centra en los problemas terrenos sino que amplía su perspectiva y trata lo trascendente, el movimiento ascendente y descendente del aire en relación a la tierra y, como Ráez explica, hay una existente tensión y unión en entre tierra y aire en la poesía de Heaney. No existe fractura o dos momentos claros en los que se establezca una división entre los dos aspectos. La poesía de Heaney enfatiza su compromiso con el individuo como parte de la comunidad y, también, su autonomía como poeta. Los símbolos de tierra y aire son una metáfora de Irlanda e Inglaterra, tal y como se ha mencionado previamente, y a través de ellos, Heaney muestra los conflictos existentes en Irlanda del Norte: “Escalando hasta el reino de lo imaginario, persona y poeta quedan aliviados de la fustigadora presión que constituye alzarse, tanto si fuese intencionada como inintencionadamente, en portavoz poético de la comunidad católica del Ulster.”2

En el tercer capítulo, Ráez analiza los valores y anti – valores de estos cuatro elementos. La concepción de los mismos ha variado en la tradición simbólica y la finalidad de este capítulo es la de presentar tierra, fuego, aire y agua en el contexto de estudios literarios. Su función no es otra que la de facilitar el entendimiento respecto a lo que representan cuando son utilizados por un escritor o un poeta como es este caso.

El cuarto capítulo abarca el análisis simbólico de The Spirit Level. La colección es importante desde el momento en que ayuda al lector a observar cómo el poeta ha evolucionado desde algunas de sus obras tempranas y la extrema importancia que los cuatro elementos tienen a lo largo de su carrera: “Arriba – abajo, limpio – sucio, mate – brillante y pesado – ligero son las dualidades con las que juega la pluma de Heaney para mostrarnos, a través del verso, la enorme potencialidad de la transmutación y el movimiento”.3 Cuatro aspectos son los que Ráez matiza. En primer lugar, él describe ambivalence como diferentes valores en el mismo símbolo. En el caso de la tierra, por ejemplo, los valores positivos de la misma serían los pertenecientes a The symbolic complex of Anteo, mientras que los negativos pertenecen a The symbolic complex of Atlas. El autor entiende por Symbolic Complex los valores simbólicos que están incluidos en el mismo campo semántico cuando se habla de los cuatro elementos. En segundo lugar, dialectics, un diálogo entre dos elementos, teniendo en cuenta que una gran parte de la poesía de Heaney es un diálogo entre el mundo material y lo trascendental o entre tierra y aire. En tercer lugar, el autor sugiere que, para algunos críticos, existe un movimiento ascendente y descendente que no está presente en la Airy Phase. Heaney trata de mostrar al lector la facilidad con la que se encuentran multitud de combinaciones e infinidad de posibilidades que existen en relación al movimiento. Ráez denomina a este afán de Heaney como The Symbolic complex of Janus en el que las alturas interactúan con las profundidades y lo superior se transmuta con lo inferior; el constante movimiento de los elementos en los poemas de Heaney. Nos encontramos, en consecuencia, con interrelation que tal y como muestra el término es la combinación entre los elementos. Agua y tierra son los elementos básicos de la poesía de Heaney y el movimiento natural de dichos elementos es lo que ayuda al ser humano a redimirse y comenzar de nuevo. Estos elementos están renovándose de manera contínua y son infinitos.

El libro de Ráez es esencial tanto para los estudiantes de la poesía de Heaney como para aquellos que lo lean por placer. Tal vez el exhaustivo análisis filosófico que se lleva a cabo en el primer capítulo implica un mayor conocimiento para su mejor comprensión; no obstante, el libro en su totalidad es accesible para todo tipo de lectores. La bibliografía que Ráez utiliza está bien organizada siendo útil y de fácil comprensión. Sin embargo uno encuentra demasiados subapartados en el texto para un libro que contiene ciento noventa páginas aunque uno comprende la necesidad de dichos subapartados cuando consulta el CD en el que se pueden encontrar más de seiscientas páginas. A pesar de pequeños defectos, es un libro realmente excelente y una valiosa contribución al crecimiento imparable de la crítica en relación a la obra de Heaney tanto en España como en el extranjero.

Volver arriba


NOTAS AL PIE

1Juan Ráez Padilla. Los Cuatro Elementos y Seamos Heany: De la Cosmogonía Helénica a la Cosmopoética de The Spirit Level (1996). Jaén. Universidad de Jaén, 2007. p.35.
2Ibid. p. 35
3Ibid. p. 145

Volver arriba


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ABAD GARCÍA, Pilar (1996). Seamus Heany en equilibrio: The Spirit Level. ES: Revista de Filología Inglesa 20, pp. 35 – 48. [SH–art-SL]
ABRAHAMS, M.H. (ed.) (1993). The Northon Anthology of English Literature. 2 vols. New York / London: W.W. Norton & Company (primera edición, 1962). [OTR]
ALONSO MONEDERO, Begoña (2002).Estudio de las configuraciones de una imagen poética: “Nuestras vidas son los ríos”. Salamanca: Ediciones Universidad de Salamanca. [ELEMS]
ANDREWS, Elmer (1998). The Poetry of Seamos Heany: All the Reales of Whisper. London: Macmillan. [SH-mon]
---. (ed.) (1992). Seamus Heany: A Collection of Critical essays. London: Macmillan. [SH-mon]
---. (ed.) (1998). Icon Critical Guides: The Poetry of Seamus Heany. Cambridge: Icon Books. [SH-mon-contiene SL]
RÁEZ PADILLA, Juan (2007). Los Cuatro Elementos y Seamus Heany: De la Cosmogonía a la Cosmopoética de The Spirit Level (1996). Jaén. Universidad de Jaén.

Volver arriba

www.000webhost.com